Artesanos nacionales dicen presente en la Feria Ambiente de Frankfurt

aros-afcEl encuentro, considerado el más grande de su tipo fuera de Asia, se desarrollará entre el 10 y 14 de febrero próximos y contará con la participación de siete artesanos chilenos, cuatro de ellos con certificación en comercio justo.

Pilar Leyton, de Comparte; Alejandra Sepúlveda, de Witral; Ana Lagos, de Hebras del Alma, Ilinka Mergudich de Ilinka Mergudich; Susana Ortiz, de Fundación Chol Chol, Emerson Basoalto, de Artesanías Chilenas y Ana Paillamil, de la Asociación Indígena Wallontu Witral representarán a Chile en la próxima edición de la Feria Ambiente 2017, que se desarrollará entre el 10 y 14 de febrero.

La delegación nacional cuenta con el apoyo del Programa “Proyectando la Agricultura Campesina en mercados internacionales” de ProChile, cuyo objetivo es facilitar y promover el acceso a los mercados internacionales de los productos y servicios desarrollados por la Agricultura de Pequeña Escala chilena.

Destaca dentro del grupo la empresa familiar Artesanías Chilenas. Establecida en Rari, VII Región del Maule, sus productos son únicos en el mundo pues son elaborados con crin (pelo de caballo). Otra expositora destacada es Ilinka Mergudich, artesana oriunda de Punta Arenas y radicada en Coyhaique, que trabaja con pequeños productores, quienes esquilan las ovejas manualmente y tiñen la lana con técnicas ancestrales y materiales naturales como cortezas, raíces y hojas.

“Este grupo sintetiza lo más representativo de nuestra artesanía. Además, es muy importante destacar que en muchos casos se trata de artesanos de regiones, lo que le da un matiz de diversidad a la oferta nacional en Alemania”, dice Soledad Valdés, Jefa del Departamento de Agricultura de Pequeña Escala de ProChile.

La Feria Ambiente se realiza todos los años desde 1949, cuenta con una superficie de más de 180.000m2 y se divide en tres grandes áreas temáticas: Living (artículos de decoración y mobiliario), Giving (artículos de regalo) y Dinning (artículos domésticos y de cocina).
En su edición 2016, la feria contó con 4.386 expositores y 135.988 visitantes, todos ellos profesionales de los distintos rubros del sector, pues se trata de una feria sólo para público especializado, de ahí su importancia como lugar de encuentro para hacer contactos comerciales y para conocer tendencias y novedades.