Hacia un Mercado más Justo, creando oportunidades para todos

En un mercado global donde todo parece comprarse y venderse, las personas parecen una pieza más de intercambio y la competitividad se centra en producir más y pagar menos, surge una alternativa más equitativa al comercio convencional. Se trata del Comercio Justo, una forma de comercio que se basa en establecer alianzas entre productores y consumidores, ofreciendo a los productores un mejor trato y mejores términos de intercambio, lo que les da la oportunidad de mejorar sus vidas y planificar su futuro. Brindando a los consumidores una forma eficaz de reducir la pobreza a través de sus compras diarias.

Entrar en el Comercio Justo es actuar localmente desde una perspectiva global, donde todo se conecta y tiene sentido.

El comercio justo surge internacionalmente como una alternativa  al comercio internacional, criticado muchas veces por ser tremendamente injusto al concentrar excesivamente el poder y la riqueza. Según antecedentes de la FAO se calcula que existen unas 40.000 empresas transnacionales. Las primeras 500 son grandes compañías y controlan el 70 por ciento del comercio internacional y el 80 por ciento de las inversiones extranjeras de las transnacionales. Se estima que el 40 por ciento del comercio mundial está en manos de empresas transnacionales. Estas multinacionales especulan con los precios de las materias primas, mientras suben los precios de las mercancías fabricadas por ellos con esos mismos productos. Es un sistema hecho por los países ricos que les favorece y que perjudica seriamente a los países pobres. Es un sistema de mercado injusto que favorece a las grandes empresas y perpetúa la pobreza aumentando las desigualdades.

Comercio Justo, Norte y Sur

“Países ricos, cada vez más ricos, a costa de países pobres, cada vez más pobres”. Juan Pablo II

La historia del Comercio Justo se inicia a fines de los 40 en Estados Unidos, de la mano de dos organizaciones norteamericanas, Ten Thousand Villages y SERRV internacional. La primera comenzó comprando bordados en Puerto Rico, en tanto SERRV internacional ayudaba a los refugiados en Europa a recuperarse de la Segunda Guerra Mundial.

El movimiento internacional por el Comercio Justo se remonta a la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Comercio (UNCTAD) celebrada en 1964 y cuya primera reunión se gestó bajo la consigna «Comercio, no ayuda». En ella se definieron una serie de propuestas a favor de relaciones comerciales más justas entre los países ricos y los empobrecidos. Es dentro de este contexto donde nace el Comercio Justo comienza su desarrollo en Europa, con tres claros objetivos:

  • Acabar con la situación de intercambio desigual y la sobreexplotación de los recursos.
  • Sensibilizar a la sociedad occidental fomentando valores sociales y ecológicos de consumo (consumo responsable).
  • Ofrecer a los países en desarrollo una vía para recobrar su pulso en la economía contribuyendo a su desarrollo sostenible.

El Comercio Justo, por tanto, es una alternativa al comercio tradicional que, además de guiarse por criterios económicos, incorpora valores éticos, ofrece productos de calidad que son respetuosos de medio ambiente a un precio justo. No es ayuda sino una actividad comercial. Las tiendas de comercio justo, buscan cubrir sus gastos y, además, invierten parte de sus ingresos en la sensibilización y promoción del Comercio Justo y el Consumo Responsable. La diferencia con el comercio tradicional está en que al productor se le paga un Precio Justo por su trabajo, que le permite vivir con dignidad y asegurar sus necesidades básicas (alimentación y educación de su familia…). Y a ese precio, acordado por las organizaciones de Comercio Justo y los productores, se le suma un «extra», un porcentaje del precio final del producto, que las comunidades productoras destinarán a proyectos comunitarios de sanidad, educación, etc.

Comercio Justo SUR SUR

Históricamente el Comercio Justo se ha basado en la exportación Sur- Norte, sin embargo en su desarrollo natural, se han abierto espacios para el desarrollo local y regional bajo los principios del Comercio Justo, es lo que se denomina Comercio Justo SUR – SUR, desde el Sur y hacia el Sur, facilitando el desarrollo de mercados internos justos y promoviendo las relaciones comerciales regionales SUR – SUR, ya no sólo exportamos productos de Comercio Justo a Europa o Estados Unidos sino también lo hacemos local.

El movimiento del Comercio Justo ya no puede ser considerado de manera aislada. Nació como respuesta al Comercio Internacional,  la cooperación al desarrollo o  la lucha contra la pobreza y la inserción progresiva de los países en desarrollo en la economía mundial.

Hoy en día, el Comercio Justo es parte de un todo e integra objetivos más amplios en el cual se complementan la lógica de justicia comercial junto a otros conceptos presentes en los movimientos de Consumo Responsable y Soberanía Alimentaria.

El Comercio Justo puede ser entendido como un sistema de desarrollo complementario a la actividad comercial local, fortaleciendo a las organizaciones económicas colectivas, con foco en los territorios y en la seguridad y soberanía alimentaria, apoyando a los colectivos campesinos en su lucha contra la apropiación de las semillas y los recursos naturales o incentivando el consumo local por ejemplo.

Comercio Justo en Chile

Tienda de Comercio Justo Comparte; Tegualda 1571, Nuñoa, Santiago

La historia del Comercio Justo en Chile se inicia desde la Plataforma Komyuniti, un grupo formado por 13 ONG chilenas y la agencia de cooperación belga Broederlijk Delen, esta plataforma creo la primera Tienda de Comercio Justo en Chile y representó una amplia gama de acción en sectores campesinos, con mujeres, jóvenes y minorías étnicas.

Precursores de este movimiento en Chile también han sido la Alianza Chilena por un Comercio Justo y Responsable, ACJR, la Fundación Solidaridad, Apicoop, Fundación Chol Chol y Comparte (la primera organización en Chile en ser miembro de WFTO), de todas ellas sólo las tres últimas mantienen sus operaciones.

Hoy en día aunque aún falta difusión, a práctica del Comercio Justo en Chile se va desarrollando cada vez más, desde la demanda por parte de consumidores responsables o éticos que buscan una relación directa con el productor en tiendas, ferias y ecoferias, desde iniciativas privadas interesadas en promover esta alternativa de comercio en Chile y como exigencia u oportunidad de mercado para productos transables, alternativa concentrada en las acreditaciones o membresías, sellos y certificaciones de Comercio Justo para productos de exportación.

Los principales exportadores de productos de Comercio Justo en Chile en general cuentan con algunas de estas tres tipos de acreditaciones o sellos.

En cualquiera de estos casos tanto productores de comercio justo como consumidores responsables se ven beneficiados.

El Comercio Justo, utilizado como estrategia para el desarrollo económico y social en Chile, permitiría fortalecer a los productores de pequeñas unidades económicas que se apoyan en la asociatividad y la cooperación entre productores y consumidores, contribuyendo a la construcción de un desarrollo más inclusivo y sustentable.

Algunos desafíos para el desarrollo del Comercio Justo en Chile

Articulación
Se hace necesaria una mayor articulación de iniciativas locales de Comercio Justo con el propósito de optimizar recursos y coordinar esfuerzos en torno a una estrategia común, construyendo las alianzas necesarias para contribuir al desarrollo del Comercio Justo en Chile.

Establecer garantías
Contar con un sistema nacional de acreditación o sello de calidad de Comercio Justo pareciera razonable en términos de asegurar mínimamente que un producto proviene de prácticas justas.

Consumo Responsable
Se requiere promover y facilitar el consumo responsable, la creación de grupos y cooperativas de consumo agroecológico, la promoción del consumo local y la agricultura orgánica justa.

Responsabilidad Social Empresarial
Resulta muy importante promover el comercio ético y la responsabilidad social empresarial, basadas ambas en el respeto de normas de la OIT.

Alianzas
Establecer alianza entre iniciativas de Comercio Justo, Consumo Responsable y Responsabilidad Social Empresarial.

Algunos defensores y practicantes del Comercio Justo en Chile creemos que este es un buen momento para unirnos y colaborar al desarrollo de una mejor sociedad. La invitación queda abierta.

Fuentes:
Comercio Justo Chile http://www.comerciojusto.cl/
WFTO – World Fair Trade Organization http://www.wfto.com/
Fairtrade Labelling Organizations http://www.fairtrade.net/
Fair For Life de IMO http://www.fairforlife.net/
Tendencias del comercio mundial y de productos agrícolas – FAO
http://www.fao.org/docrep/003/x7352s/x7352s01.htm
Red Espacio por un Comercio Justo
http://www.espaciocomerciojusto.org/